EUROPA: NUEVO AÑO 2012 MISMOS PROBLEMAS

Publicado: enero 6, 2012 en Uncategorized

Eso significa que la incertidumbre crónica que los inversionistas enfrentaron durante casi todo 2011 muy probablemente continuará si no es que se intensificará- en la primera mitad de este año.

“Existe una miríada de factores, tanto políticos como económicos, que podrían afectar la confianza. Ante este contexto, la persistente incertidumbre es inevitable”, advierte Grant Lewis, jefe de investigación en la firma londinense Daiwa Capital Markets.

Pese a la avalancha de cumbres políticas celebradas el año pasado, todavía no existe una solución definitiva para la crisis, que se ha convertido en la amenaza más grande para la economía global y la pesadilla de los mercados financieros del mundo.

Si bien una fractura en la Unión Europea aún parece improbable, los inversionistas no están dispuestos a descartar por completo ese pavoroso escenario. “Las probabilidades de una fractura siguen siendo bajas, pero no pueden desdeñarse. Eso es algo que hace doce meses no hubiéramos dicho”, admite Lewis.

Los líderes de la eurozona han avanzado hacia una solución más vinculante para los problemas económicos y políticos que están en la raíz de la crisis. Pero aún tienen que poner en práctica esas medidas, algo que ha demostrado ser muy difícil debido a los enfrentados intereses nacionales.

Para empeorar las cosas, parece que la economía de la zona euro ha entrado en recesión en un momento en que los gobiernos de todo el continente están embarcándose en nuevos regímenes de austeridad. Esto les complica encontrar el equilibrio presupuestario, toda vez que afrontan la necesidad de recortar el gasto y de impulsar el crecimiento económico a la vez.

“En este comienzo de año nuevo, el panorama de las inversiones no luce tan diferente. Por decirlo de forma amable, las condiciones económicas en Europa se mantienen frágiles, sin un claro fin a la vista”, apunta Kevin Giddis, director de renta fija en Morgan Keegan.

La falta de una solución comprensiva ha activado las señales de alarma de las agencias de calificación crediticia para degradar más deuda pública, lo que continuará impactando los mercados de deuda soberana.

Tanto España como Italia necesitan emitir bonos por cientos de miles de millones de euros para refinanciar su deuda existente y reunir dinero. Se prevé que Italia emitirá alrededor de 245,000 millones de euros en bonos en 2012, frente a los 223,000 millones de euros emitidos en 2011, según estimaciones del banco HSBC. España, por su parte, colocará en el mercado deuda por 87,000 millones de euros.

Italia, sin embargo, es la que más preocupa, pues su carga de deuda por 1.9 billones de euros la vuelve demasiado grande para ser rescatada. Y siendo también la tercera mayor economía de la zona euro, es también demasiado importante para quebrar.

Aunque Italia y España han dominado los titulares, Grecia sigue siendo la nación más expuesta al riesgo de un default o impago. Y eso podría obligarla a abandonar la divisa común de la Unión.

“El riesgo de que Grecia abandone es muy serio”, señala el jefe economista del Berenberg Bank, Holger Schmieding. “Pero más allá de Grecia, el resto de los países se mantendrán dentro de la eurozona aunque sea a través de una intervención enérgica”, agrega.

Grecia recibirá este año un segundo tramo del paquete de rescate, pero hay un desacuerdo generalizado en torno a si la austeridad que se le exige servirá para curar el endeudamiento del país o sólo contribuirá a hundirlo más en la recesión.

Al mismo tiempo, el papel que jugarán los inversionistas del sector privado en la reestructuración de la deuda griega (una condición clave para entregarle el segundo rescate) no ha sido completamente definido. En octubre, bancos e inversionistas acordaron, en teoría, reducir voluntariamente el valor de los bonos gubernamentales helenos en un 50%. Las conversaciones aún no finalizan, pero los negociadores que representan a los tenedores de bonos griegos dijeron esta semana que se han hecho progresos en el convenio de quita.

Entre tanto, el ‘cortafuegos’ financiero que se supone impedirá que la crisis se propague todavía es un trabajo en proceso. Pocos inversores creen que se avanzará significativamente en las reformas fundamentales necesarias, como la emisión de una deuda común bajo la forma de eurobonos.

Con todo, a casi dos años de la crisis europea, algunos inversores se muestran más optimistas respecto a la segunda mitad de 2012.

“Hay mucho temor y negatividad inyectados en los activos europeos, y los precios hoy son ciertamente mucho más atractivos que nunca. Pero en este punto, los retornos de inversión pueden ir hacia cualquier dirección”, indica Lawrence Creatura, gestor de portafolio en la firma Federated Clover Investment Advisors.

El Banco Central Europeo (BCE) recientemente inyectó 500,000 millones de euros en el sector bancario, y en febrero ofrecerá más préstamos a largo plazo. Eso ayudó a aliviar los temores de una inminente crisis crediticia, pero los bancos europeos también enfrentan este año nuevas regulaciones de capital, y el mercado de financiación mayorista sigue más bien congelado.

El BCE es visto por la mayoría como la única institución europea con la fortaleza financiera necesaria para restaurar la confianza en el mercado de bonos, y muchos inversionistas creen que, al cabo del tiempo, intervendrá para evitar que la crisis se salga de control. Numerosos inversionistas también están convencidos de que Alemania, la mayor economía de Europa, no permitirá que la Unión Europea fracase.
Via:CNN Expansion

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s