Consejos de General Motors para ahorrar combustible

Publicado: marzo 16, 2011 en Uncategorized
Autopista AP-9
Aunque ya hemos escuchado y leído mucho sobre consejos para ahorrar combustible, conviene refrescarlos de vez en cuando para tenerlos presente. General Motors nos ayuda en la tarea con unas cuantas acciones a seguir para intentar recortar nuestro gasto de carburante, con el extra de que están “certificadas” por el “Chevrolet Certificied Service”.
La mayoría de estas pequeñas ideas son de sentido común, especialmente las que tienen que ver con cuidados básicos del coche o con los míticos consejos que siempre se dan a la hora de “calibrar” el acelerador. Muchas de las cifras que se citan en los consejos han sido tomadas por General Motors u organismos oficiales de Estados Unidos pero se pueden tomar como referencia aquí.
  • Mantén tu motor en condiciones: un motor bien afinado y revisado facilitará conseguir unos buenos consumos. Conviene arreglar cualquier pieza que de fallos, incluso si falla parcialmente y el motor funciona igual. Y, por supuesto, no ignorar la alarma que indica la hora de realizar una revisión.
Panel de instrumentos del Subaru Impreza WRX STI (prueba)
Panel de instrumentos del Subaru Impreza STI
  • Las ruedas hinchadas en su punto justo: si se mantienen los neumáticos con la presión adecuada – es decir, la marcada por el fabricante o ligeramente afinada según las circunstancias de conducción – el consumo será mejor. Además las gomas durarán más y la conducción será más segura. Aunque contemos con el testigo de presión de neumáticos conviene comprobar la presión de las ruedas manualmente una vez al mes (por lo menos).
  • Vacía tu maletero: la carga extra del maletero añade peso al coche y, consecuentemente, la energía que necesita el motor para el movimiento. Según la EPA(Environmental Protection Agency) 45 Kg de más suponen un 2 % más de consumo aproximadamente, o incluso más en coches pequeños. Obviamente cargar objetos en la baca del coche, incluso aunque sean unos esquís, no ayuda a gastar menos.
  • Disminuye la velocidad: aunque cada vehículo tiene su propio rango de revoluciones del motor en la que consume menos en general a partir de 120 Km/h el consumo aumenta notablemente. Dados nuestros actuales límites de velocidad esta medida es un poco más fácil de digerir.
Volkswagen Golf Bluemotion
Prueba de consumo del Volkswagen Golf BlueMotion 1.6 TDI
  • Apaga el motor si no lo necesitas: el motor a ralentí consume poco pero significa que con ese consumo no nos movemos ni un solo kilómetro. Es suficiente cantidad como para coger una buena costumbre de apagar el motor a partir de más de dos minutos de espera, respetando el enfriamiento necesario para el turbo (consejos para cuidar tu motor turbo).
  • Manténte relajado: acelerar fuerte y frenar fuerte no ayudan precisamente a consumir poquito. Según las cifras que maneja GM, si circulamos de esta manera se puede gastar hasta un 33 % más de combustible.
  • Marcha larga: si es posible utiliza la marcha más larga posible, siempre y cuando las circunstancias de la conducción te lo permitan. Aunque, si existe una cuesta arriba muy fuerte y tu motor circula a revoluciones por debajo de las de par máximo (a partir de 1.500 o 1.600 rpm aproximadamente en los turbodiésel), el remedio puede ser peor que la enfermedad.
Prueba de consumo del Dacia DusterPrueba de consumo del Dacia Duster
Prueba de consumo del Dacia Duster 1.5 dCi
  • En ciudad, nada de AC: el aire acondicionado reduce la eficiencia del motor en un 10 %, evítalo en ciudad bajando las ventanillas cuando circules a menos de 64 Km/h. A mayor velocidad la resistencia aerodinámica que se incrementa al bajar las ventanillas empeora el gasto de combustible que el AC.
  • “Es difícil correr si no respiras”: en los coches viejos, cuyos motores no cuentan con inyección de combustible ni control electrónico, el filtro de aire es clave para un buen funcionamiento del bloque motor. Si está obstruido el consumo se disparará así que conviene mantenerlo limpio y cambiarla cuando le llegue la hora.
  • Usa el combustible adecuado: GM recomienda usar el combustible recomendado, valga la redundancia, por el fabricante (del motor y, subsidiariamente, del vehículo). Según sus cifras, puede mejorar el consumo entre un 1 y un 2 %.
Ecodesafío Honda Insight, botón ECON
Ecodesafío Honda Insight
  • Organiza tus viajes: planea tus movimientos para evitar momentos de máximo tráfico en los que el consumo se eleva notablemente. Esto es más importante si cabe en los trayectos urbanos.
  • Comprueba el estado del depósito: una mala sujección del tubo del depósito o unas gomas desgastadas pueden provocar una mayor evaporación de combustible con lo que el “consumo” se dispare hasta un 2 %.
La conclusión final de los consejos se podría resumir en:
1) Sigue los consejos habituales de conducción eficiente.
2) Evita conductas mal sanas para la mecánica de tu coche.
Vía: GM

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s